René Escobar: ¿Qué se necesita para Mover a México?

Hablamos con René Escobar para preguntarle qué significa para él “Mover a México”. Esto fue lo que nos contestó.

Cuando miramos hacia atrás, la historia de México se encuentra manchada por eventos trágicos que han dejado a su paso una población desconfiada del gobierno, e incluso del prójimo. Ante estas circunstancias, el gobierno actual adoptó el lema “Mover a México” como parte de su estrategia, alentando a los habitantes a tomar acciones conjuntas para avanzar nuevamente como una unidad, a través de diversos programas sociales.

Sin embargo, más allá de la eficacia de dichos programas, la simple frase Mover a México nos lleva a pensar en aquellas personas que, de hecho, se encuentran tomando acciones para mejorar el país de alguna u otra manera. Sin duda alguna, las personas con más poder son las que juegan un papel preponderante, pues influyen grandemente en las decisiones de cientos de personas y en el rumbo del país.

Hablamos, por supuesto, de los empresarios que tiene a su cargo a cientos de empleados, y en cuyas manos quedan importantes decisiones que pueden, o bien empujar hacia adelante la economía y el bienestar general del país, o dar un paso hacia atrás en el avance de la nación.

La opinión de René Escobar

Como muestra, dicen que basta un botón. Así que nos acercamos a uno de los empresarios jóvenes con más influencia en la actualidad, René Escobar fiscalista, padre de familia y emprendedor, quien ha posicionado a su empresa entre unas de las mejores de su rubro en el país. En sus manos se encuentra el bienestar de sus empleados, pero también de prestigiosos personajes que dejan en sus manos su bienestar financiero.

Así que, ¿qué es Mover a México para René Escobar? Para el fiscalista, Mover a México significa antes que nada apoyar a la gente necesitada. “Cuando alguien logra algo importante, significa que luchó, pero también que fue afortunado. En México, muchos no tienen fortuna alguna. A ellos hay que ayudar”, comenta.

Pero no basta sólo eso, pues la mayoría de las veces el cambio significativo viene de las cabezas, desde arriba, por lo que a las personas que se encuentran en una posición de autoridad les corresponde ser un ejemplo de moralidad, considera el joven empresario. Se trata de una cuestión, claro, que se aprende desde casa y se refuerza con la educación. Las personas que están al frente de otros, deben tener la capacidad de dirigir con humanidad y una visión clara.

Por otro lado, esto también lleva al punto de garantizar la educación para todos. Si algo necesita México para ir hacia adelante, es más líderes verdaderos, y esto sólo se logra con la influencia de los valores éticos en la educación. La enseñanza de la moral, opina, debe ser uno de los renglones más importantes en la renovación educativa en México. Así sí sacamos adelante al país.